Viaje a Ítaca

Hermano, si quieres partir a Ítaca

nada te sorprenderá a partir de ahora,

tu corazón se habrá volcado contigo

y todo, a partir de entonces será un árbol que se derrumba.

Los hombres futuros cantarán tu llegada.

Es ahora el comienzo de un camino múltiple.

Hermano, no despiertes sin haber llegado;

trata de ser un ave que se agiganta en el vuelo.

Pero no te asustes si el mundo se ve feo desde lejos,

nada debe ser obstáculo

destruye los puños para acariciar el viento que va a Ítaca.

El mundo es un demonio que de cerca no parece.

Ignora toda ilusión que el camino envuelve.

Hermano, hermosa ilusión verdadera

regocíjate de estar en pie todavía

y deja el equipaje

y todo lo que produce monstruosidades al cuerpo.

Pronto, pronto descubrirás la desnudez de alguna rosa ilusoria;

entonces, serán menos los kilómetros. Hermano

para que logres ver tu Ítaca que también viaja para verte.

La vida te aguarda,

eres joven todavía; deja los años que se vayan solos.

No te detengas a pesar del cansancio que es el gozo del alma.

Ítaca quiere verte, no cierres los ojos todavía!

Juan Andrés Gómez (Callao, Perú)

Habilidades

Publicado el

19 noviembre, 2015

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This